Aislamiento de viviendas contra el frío

Aislamiento de viviendas contra el frío
Por:AislasurCategorías: Actualidad Aislasur

Cuando un nuevo invierno se abre paso y nos sorprendemos tiritando dentro de nuestra propia casa es buen momento para recordar cómo mejorar el  aislamiento de viviendas contra el frío.

Aunque tratamos el tema en un artículo anterior (https://aislasur.com/aislar-su-casa-contra-el-frio/) intentaremos ampliar información en esta nueva publicación de blog.

Es ampliamente conocido que los requisitos técnicos que obligan a que los edificios sean construidos con unas condiciones mínimas de aislamiento son muy recientes.

La mayor parte de las viviendas en España, especialmente las de obra antigua, carecen de los sistemas más rudimentarios de aislamiento y, por consiguiente, de optimización de la eficiencia energética.

Podríamos decir que  las construcciones de 1979 hacia atrás, que son anteriores a la Norma Básica de Edificación sobre Condiciones Climáticas e incluso las obras anteriores a 2006 (fecha de aprobación del Código Técnico de la Edificación), poseen unos requisitos de aislamiento muy básicos y, cuanto más atrás en el tiempo, casi inexistentes.

Ventajas del aislamiento de viviendas contra el frío

Si se reconoce en uno de estos casos y está interesado/a en mejorar el aislamiento de viviendas contra el frío, quizá quiera conocer qué ventajas conlleva para su vivienda. Estas ventajas son:

  • Reduce las pérdidas de calor o frío de la vivienda y, por tanto, el gasto de energía necesaria para calentar o enfriar la misma, reduciendo el importe de la factura.
  • Mejora el confort asegurando una temperatura interior más homogénea.
  • Previene la creación de condensaciones, moho y humedades.
  • Se reduce el ruido procedente del exterior, al aislar tanto acústica como térmicamente.
  • Aumenta el valor añadido de la vivienda, al mejorar su calidad energética.
  • Al reducir el consumo energético se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero teniendo, por tanto, un comportamiento ambiental más sostenible.

Aplicación del aislamiento de viviendas contra el frío

El aislamiento puede aplicarse a diferentes partes de la vivienda:

  • Aislamiento de fachadas. Se aplica el aislamiento térmico en los muros de la vivienda, ya sea en el exterior o en el interior de la misma. En función de la orientación de la vivienda puede requerirse un aislamiento más riguroso en la fachada norte (viviendas de climas fríos) o de la fachada sur (viviendas de climas cálidos).
  • Aislamiento de cubierta. Se aplica el aislamiento térmico en la cubierta del edificio, siendo recomendable acompañar el mismo con su impermeabilización.
  • Aislamiento de suelos y techos. Recomendable en aquellas situaciones en las que estas superficies estén en contacto con el exterior o zonas no habitables, como garajes, rampas de acceso, trasteros, etc.
  • Aislamiento de tabiques interiores. Este aislamiento es recomendable en aquellas situaciones en las que estos tabiques estén en contacto con zonas comunes no climatizadas u otras viviendas.
  • Aislamiento de instalaciones y tuberías. En ambientes especialmente fríos es recomendable el aislamiento de instalaciones y tuberías, que permite evitar pérdidas energéticas durante el funcionamiento de las mismas, especialmente si se ubican o circulan por el exterior.

Si cree que su vivienda o urbanización necesita un contactar con una empresa de confianza y amplia trayectoria en el campo del aislamiento, contacte ya con Aislasur. Puede encontrarnos en Calle Almoraima, 35, 41940 Tomares, Sevilla o escribiendo un correo a info@aislasur.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies